El punto de encuentro habitual

El taller de Aviapages de este año tuvo lugar otra vez antes de la exposición de aviación privada de RUBAE el 11 de septiembre.

El taller ha se ha venido celebrando durante los últimos dos años y se ha vuelto más informativo y divertido. Siempre es una gran oportunidad para reunirse con los compañeros de profesión y compartir todo tipo de noticias.

Los organizadores tomaron en consideración cada uno de los comentarios recibidos de los patrocinadores y los invitados en eventos anteriores y mejoraron significativamente la programación.

Todos los cambios realizados en el programa resultaron ser un éxito, especialmente el de los participantes de las dos mesas redondas, con respecto a los vuelos chárter y las ventas y adquisiciones de aviones de negocios, cubrieron temas tan importantes en sus discursos que la audiencia acabó participando activamente.

En concreto hubo una discusión abierta entre los principales agentes de fletamento que generó muchas emociones diferentes y que llevó a todos a hablar sobre los problemas y las posibles soluciones más importantes.

Uno de ellos, resultó ser una disputa con Avinode, sus miembros se encontraban entre los invitados al evento y se les pidió que subieran al escenario para comentar la situación. ¡Fue sin duda un giro inesperado para todos los asistentes!

Uno de los principales participantes en el segundo panel de discusión dedicado a la venta y adquisición de aviones privados fue Mikhail Alenkin, socio gerente de ArcosJet. Fue el primero en responder las preguntas planteadas por el moderador. Su amplia experiencia y su sólido conocimiento de la aviación de negocios le dio a Mikhail la libertad de compartir sus reflexiones con ejemplos específicos.

Los participantes también plantearon algunas cuestiones importantes sobre la venta de aviones, como el impacto de las sanciones, la competencia entre las pequeñas empresas de corretaje y las grandes compañías y también mencionaron el desarrollo de un avión supersónico. La discusión resultó ser diversa y emocionante a partes iguales.

La parte oficial de la noche concluyó con una lotería y una recepción de bebidas, donde todos los invitados continuaron socializándose, anticipando la exposición de aviación privada del día siguiente.